“Algunos de ustedes dicen: ‘Soy libre de hacer lo que yo quiera’. ¡Claro que sí! Pero no todo lo que uno quiere, conviene; por eso no permito que nada me domine” (1 Corintios 6:12 TLA).

Recientemente en España una noticia produjo una gran conmoción en la sociedad, al descubrirse que un número no pequeño de menores entre 12 y 14 años habían colgado imágenes personales comprometedoras con el fin de obtener más likes y nuevos seguidores.

Una noticia publicada en el diario El País muestra que el 18 % de jóvenes entre 14 y 18 años utiliza de manera abusiva las nuevas tecnologías en España. Continua el artículo explicando que España se une a una decena de países que incorporan todas las adicciones en una sola estrategia, de modo que la otrora Estrategia Nacional sobre drogas pasa a llamarse Estrategia Nacional de Adicciones e incluye por primera vez las adicciones sin sustancia, como las nuevas tecnologías, los juegos online y los videojuegos.

Según el diccionario de la Real Academia Española, adicción es:

  • Dependencia de sustancias o actividades nocivas para la salud o el equilibrio psíquico.
  • Afición extrema a alguien o algo.

Cabe destacar dos palabras: dependencia y extremo.

Dependencia es:

  • Subordinación a un poder.
  • Situación de una persona que no puede valerse por sí misma.
  • Necesidad compulsiva de algo.

Por su parte, extremo significa: excesivo, sumo, exagerado.

Una persona adicta manifiesta una dependencia excesiva o exagerada hacia algo o alguien. Considerando que la adicción es la dependencia de sustancias o actividades nocivas para la salud o el equilibrio psíquico, señalemos algunos tipos de dependencias.

Dependencias relacionadas con cosas que ingerimos

  • Alcohol.
  • Tabaco.
  • Drogas.
  • Azúcar
  • Comida.

La falta de autocontrol respecto a la ingesta de algo es una clara manifestación de la adicción.

Dependencias relacionadas con la sexualidad

  • Consumo de pornografía.
  • Interpretar erróneamente las palabras. Malinterpretar un halago.
  • Dificultad para controlar lo que se mira.
  • Tocamientos.
  • Conversaciones morbosas. Morbo es el interés malsano por personas o cosas.

Dependencias relacionadas con las personas

  • Buscar a toda costa la aprobación de la gente.
  • Mendigar cariño. Estar dispuesto a hacer lo que sea con tal de ganar el afecto de algunas personas.
  • Control obsesivo sobre las personas.
  • Obsesión por averiguar lo que otros opinan de uno.
  • Agotamiento físico y mental por querer agradar a todo el mundo.
  • No saber decir no.

Dependencias relacionadas con el trabajo

  • Imposibilidad de desconectarse mentalmente de las tareas.
  • Dificultad para disfrutar fuera del lugar del trabajo.
  • Cuando lo prioritario (familia, relaciones, amistades, salud, descanso, espiritualidad, etc.) se vuelve secundario.
  • Imposibilidad de simplificar la vida.

Dependencias relacionadas con los contenidos audiovisuales y las nuevas tecnologías

  • Uso compulsivo del Smartphone. Un adicto al móvil:
    • No se separa nunca de él.
    • Lo revisa compulsivamente.
    • Lo consulta al levantarse y al acostarse.
    • No es capaz de silenciarlo o apagarlo cuando se encuentra en compañía de sus amigos o familiares.
    • Llega tarde a sus citas o deja tareas sin completar por haber dedicado demasiado tiempo a consultar su móvil o tableta.
    • Manifiesta nomofobia: miedo irracional a salir de casa sin el móvil, no llevarlo consigo, estar en una zona sin cobertura o quedarse sin batería.
    • Recibe constantes reproches por parte de sus amigos o familiares.
    • No es capaz, durante la conducción, de esperar a llegar a casa para leer los mensajes recibidos.
    • Va caminando por la calle consultándolo.
  • Adicción a las redes sociales. Búsqueda obsesiva de nuevos seguidores y likes, consumo excesivo de tiempo en detrimento de otras actividades, etc.
  • Los juegos online.
  • Los videojuegos.
  • Canciones cuyas letras incitan al odio, la violencia, la discriminación o a denigrar a la mujer, volviéndola un mero objeto de deseo. A este respecto publica XL semanal el 17 de febrero de 2018 que algunas “letras son tan machistas, violentas y soeces que han causado un revuelo considerable y un debate entre los propios pesos pesados de la música caribeña. Carlos Vives ha reconocido que es un género que no deja que su hija escuche. Y no es el único… ‘Esas letras forman parte del éxito del trap. Es el atractivo de lo prohibido. Hace un año era impensable escuchar descripciones sexuales tan explícitas. Pero ya no existen controles éticos. Mucho menos autocensura. Y no hay discográfica que los controle. Al revés, las discográficas se están postrando ante…’” (uno de estos músicos cuyo nombre me niego a citar).
  • Películas que pueden afectar la percepción y distorsionar la realidad de las cosas (pornografía). Las películas de terror, por ejemplo, pueden provocar un insomnio que se prolongue semanas o meses, pesadillas que afecten la salud mental o física, miedos a la oscuridad e incluso a la muerte, traumas mentales, fobias a distintos tipos de animales o situaciones y una fuerte y prolongada depresión. En los más pequeños, las películas o escenas de terror pueden provocar una ansiedad que llegue hasta la edad adulta.

Dependencias relacionadas con el uso del lenguaje

  • Necesidad de buscar defectos en las personas y hacerlos públicos.
  • Incapacidad para percibir y señalar las cualidades de la gente.
  • Imposibilidad de controlar las palabras.
  • Tendencia compulsiva al negativismo, la crítica despiadada, la murmuración, etc.
  • Empleo excesivo de malas palabras, groserías, lenguaje vejatorio.

Dependencias relacionadas con la obsesión por el poder y el control

  • Arrogancia enfermiza disfrazada de falsa humildad.
  • Incapacidad de reconocer, respetar y honrar a las autoridades superiores.
  • Obsesión por ser el primero al precio que sea.
  • Dificultad para reconocer los logros y éxitos ajenos.

¿Cómo abandonar una adicción?

  1. Reconociendo el problema. Solo visitará al doctor quien sienta dolor.
  2. Solicitando ayuda. Es vital pedir ayuda en el tiempo correcto y a la persona correcta.
  3. Abandonando los malos hábitos. Quien haga lo mismo no espere resultados distintos.
  4. Desarrollando la sensibilidad a la voz de Dios. La astucia de Satanás solo es vencida desarrollando la sensibilidad al Espíritu. Jesús dijo: “El trabajo que yo los envío a hacer es peligroso. Es como enviar ovejas a un lugar lleno de lobos. Por eso, sean listos y estén atentos como las serpientes, pero sean también humildes, como las palomas” (Mateo 10.16 TLA).
  5. En el caso de menores, los padres deben preguntarse porque se llegó a esa situación con sus hijos y qué acciones deben tomar para ayudarlos.

Lamentablemente esta es la realidad: el mundo está lleno de lobos y de bobos, personas incapaces de vislumbrar a las rapaces, aquellas que, a cambio de beneficios económicos, no sienten rubor alguno al crear material que destruye a otros seres humanos.

Termino con el mejor de los consejos: “Antes bien, examinadlo todo cuidadosamente, retened lo bueno; absteneos de toda forma de mal” (1 Tesalonicenses 5:21,22 LBLA).


Imagen cortesía de María Teneva https://unsplash.com/@miteneva

Ayúdame, ¡soy un adicto!
5 (100%) 1 vote[s]