El lenguaje del reino

Las palabras curan o hieren, generan vida o muerte. Las palabras provocan guerras o contribuyen a la paz. Las palabras de un padre construyen o destruyen la vida de sus hijos. Las palabras unen o separan personas. Las palabras extinguen o extienden fuegos. Se debe prestar atención a las palabras que emitimos y admitimos; a las que decimos y a las que nos decimos.

Muchos individuos descuidan sus palabras. Ignorando el potencial que como semillas poseen, recogen cosechas de tristeza, dolor y enfermedad. Lo peor del asunto es que desconocen que semejante aflicción se la originan ellos mismos con su modo de hablar.

La Biblia esconde entre sus páginas cientos de principios relacionados con el uso del lenguaje; al aplicarlos, se obtienen los beneficios que otorga el buen uso de las palabras.

El lenguaje del reino fue escrito para quienes reconocen que su lenguaje necesita una profunda renovación.


Comprar en Amazon


 

5 2 Votos
Valora este libro