El peligro de subirse o de bajarse

¿Has notado que alrededor tuyo encuentras individuos que nunca están de acuerdo con lo que haces? ¿Te has dado cuenta que otros, por el contrario, siempre te dicen lo bien que lo haces todo? Los primeros son los críticos y los segundos -y no menos nocivos-, los aduladores. Dos grandes peligros nos acechan: la condenación y la adulación.

Martín Lutero decía: “Los ministros del evangelio deberían ser hombres que no se vean fácilmente afectados por los halagos y las críticas”.

Escapando del infierno de quien siempre te condena, puedes terminar en el horno de quien siempre te aplaude. Todo líder debe cuidarse de no acabar rodeado de aduladores, pues estos usarán su adulación para alcanzar posiciones de influencia. También es necesario diferenciar adulación de motivación. Jesús no fue un adulador aunque sí un efectivo motivador. Ni todo el que te motiva es un adulador, ni todo el que te lleva la contraria es un crítico. En ocasiones las personas que más nos aman son aquellas que, valiente y humildemente, se acercan para decirnos la verdad. Necesitas rodearte de gente que te motive, protegiéndote de los críticos y aduladores.

Jesús se guardó, y muy bien, de ambos. Su sabiduría estaba bien afinada y sabía discernir las intenciones del corazón.

Duda de la intención de quien siempre te concede la razón. Tampoco permitas que el criticón te aleje de tu visión, pasión y misión. Decía Matthew Henry: “No desees saber qué dice la gente; si hablan bien de ti, se alimentará tu orgullo; si hablan mal, incitará tu pasión”.

De vez en cuando podrás encontrarte esta señal P-25, que advierte del peligro de hallar circulación en los dos sentidos. Cada vez que la veo, sus dos flechas me recuerdan (figuradamente) el riesgo que supone dejarse llevar por la adulación o admitir la crítica destructiva. Una me eleva incorrectamente y la otra me hunde. Cuídate de ambas actitudes.

2 thoughts on “El peligro de subirse o de bajarse

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.