Después de comer, Jesús dijo a Simón Pedro: —Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que estos? Le respondió: —Sí, Señor; tú sabes que te quiero. Él le dijo: —Apacienta mis corderos. Volvió a decirle la segunda vez: —Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: —Sí, Señor; tú sabes que te quiero. Le dijo: —Pastorea mis ovejas. Le dijo la tercera vez: —Simón, hijo de Jonás, ¿me quieres? Pedro se entristeció de que le dijera por tercera vez: «¿Me quieres?», y le respondió: —Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te quiero. Jesús le dijo: —Apacienta mis ovejas. De cierto, de cierto te digo: Cuando eras más joven, te ceñías e ibas a donde querías; pero cuando ya seas viejo, extenderás tus manos y te ceñirá otro, y te llevará a donde no quieras. Esto dijo dando a entender con qué muerte había de glorificar a Dios. Y dicho esto, añadió: —Sígueme. Evangelio de San Juan 21:15-19.

¿Qué es ser cristiano?

¿Consistirá en asistir regularmente a una iglesia y relacionarse con cristianos? Por supuesto que no. Ir todos los días a Mac Donalds no te convierte en hamburguesa. Relacionarte con cristianos no te convierte en cristiano. ¿Tendrá que ver con el hecho de ser hijo de cristianos? Tampoco, pues Dios tiene hijos, no nietos. ¿Será conocer o memorizar innumerables versos bíblicos? ¡No! El diablo mismo empleó el texto sagrado con maestría (Mateo 4:1-11), y hasta conversó con Jesús, pero no era cristiano, sino diablo.

Ser cristiano es muchas cosas, pero inicia con unas pocas, sencillas de comprender y fáciles de acometer, cuando se poseen la voluntad y pasión suficientes.

En este episodio de la vida de Jesús descubrimos algunas valiosas enseñanzas.

Ser cristiano es amar a Jesús. “Simón, hijo de Jonás, ¿me amas?”.

Amar con un amor sólido, resistente a los vientos adversos que podrían erosionarlo.

Ser cristiano es cuidar aquello que Jesús ama. “Pastorea mis ovejas”.

Jesús amó a las personas. Las contempló sin prejuicios, como ovejas sin pastor, solas, indefensas, vulnerables, en constante peligro de ser devoradas por los lobos del mundo. Ser cristiano está más relacionado con palpitar que con “pulpitar” (amar el púlpito para ser visto por los hombres). Efesios 5:25 enseña que Cristo amó a la iglesia y dio su vida por ella. El amor es entrega; amar a Jesús es amar a las personas, entregando algo de nosotros mismos para su beneficio

Ser cristiano es comprender y aceptar el señorío de Jesús. “Sígueme”.

El cristianismo que se enseña hoy en muchas congregaciones ha convertido al Señor Jesús en un genio que concede deseos a cambio de dinero, o satisface, sin condiciones, los caprichos de la gente.

Para millones de personas que afirman ser cristianas, Cristo es una relevante figura de la historia, un líder carismático singular y un defensor de los pobres y desamparados. Pero Jesús es mucho más que todo eso. Jesús es el Señor, el amo, el autor de la vida y a quien le debemos lealtad y obediencia eternas. Ser cristiano es extender las manos y dejarse llevar por Jesús a lugares donde no iríamos por propia iniciativa. Ser cristiano es asimilar que “donde hay patrón, no manda marinero”.

Ser cristiano se relaciona con dos palabras: amor y amo.


Imagen cortesía de Mat Bosford en Unsplash.com

¿Qué es ser cristiano?
5 (100%) 3 votes